¡ENERGÍA POSITIVA A TOPE!

Hoy con Mario, Yeray, Mauricio, Carmen y John acompañados de sus familias y por las maestras Pilar y Laura hemos pasado un ratico muy bonico, rodeados de guitarras, metalófonos y demás instrumentos que nos han ayudado a tocar, un montanazo de canciones, desde Malú y Alejandro Sanz.

Hasta los payasos de la tele, pasando por el rey león. Como siempre muy emocionante ver sus sonrisas y las de sus familias durante la sesión.¡¡¡ Energía positiva a tope!!!!

Diego Barazas y Carlos Fernández, maestros colaboradores en el programa de música

Anuncios

UNA SORPRESA INESPERADA: ¡CONOCEMOS NUESTRA NUEVA MASCOTA!

          Estábamos muy emocionados mientras abríamos la caja y hemos descubierto que lo que llevaba eran: ¡¡GUSANOS DE SEDA!!Esta mañana con la llegada de la primavera hemos tenido una gran sorpresa. La profe Ana nos ha enseñado una caja y teníamos que adivinar qué llevaba. Mi amigo Luis ha dicho que era una Nintendo, otro compañero ha dicho que era dinero y la profe decía que, incluso,  ¡podía estar el abuelo de Pedro dentro!

 


Nuestros nuevos amigos han venido para que los conozcamos mejor y por eso hemos preguntado mil cosas que aún no sabíamos de ellos, como ¿Qué comen? ¿Por qué se llaman así? ¿Dónde viven?

Para aprender todas esas cosas las profes de prácticas nos han enseñado un Prezi con vídeos muy chulis y cuentos sobre los gusanos y las moreras.

Después de todo eso hemos observado muy bien a nuestra nueva mascota y mientras los pequeños hacían manualidades, nosotros hemos buscado información en Internet…Investigando, investigando hemos visto que la seda que fabrican los gusanos no sirve ¡¡hasta para curar enfermedades!! ¡¡Y que nuestros pequeños colegas tienen 11 cerebros!!

De repente han llegado los payasos, Pipa y Huevo frito y nos hemos reído a carcajadas con los trucos de magia y las bromas que nos gastaban a todos.

Hoy ha sido un día genial J

ALEJANDRO 9 años

AULAS HOSPITALARIAS: UN PROYECTO EMOCIOmemorable

La estancia hospitalaria de cualquier persona  es una situación no deseable para nadie. Especialmente, el paso por un hospital en los niños (menos experimentados en situaciones de adversidad que los adultos) se transforma en un periodo negativo, repleto de percepciones hostiles e indeseables, en el que la única defensa que tiene su cerebro es el olvido rápido.

Esta realidad se erige en uno de las primeras necesidades a satisfacer y, en consecuencia, uno de nuestros objetivos: Hacer que la estancia hospitalaria de un/a chico/a en edad escolar se transforme en un periodo  de aprendizaje memorable. 

Hay pistas que nos ayudan a seguir por este cambio:

  • El cerebro humano es plástico y se conforma a base de lo que la persona siente, piensa y hace durante toda  su vida.
  • Las emociones positivas tiene efectos beneficiosos  sobre el aprendizaje y la salud: lo físico y lo químico se unen de forma extraordinariamente natural y simbiótica.
  • Algunos acciones de aula repercuten directamente en las emociones positivas:el buen clima de aula (sonrisas, por favor), rutinas de pensamiento (sé donde estoy y lo que voy a hacer); conectividad e interacción (no estoy sólo); la influencia de las artes ( crear me estimula y emociona)-

Así, desde hace tiempo el Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria de la Región de Murcia implementa en sus aulas de  hospitales de referencia, programas dirigidos al desarrollo emocional de los chicos ingresados, sabedores de que la puerta emocional abre, no sólo las posibilidades de aprender, sino también la de sanar.

Resolvamos previamente una serie de preguntas frecuentes, ya que el trabajo en aulas hospitalarias es un trabajo desconocido para la mayoría de la sociedad, los docentes, e incluso para las familias y usuarios de la sanidad pública.

  • ¿Qué son las aulas hospitalarias? Se trata de unos espacios educativos muy específicos, que se ubican en los grandes hospitales de referencia regional de muchísimos países en el mundo. Su función es concreta: proporcionar atención educativa a los niños, niñas  y adolescentes que, en edad de escolarización obligatoria, atraviesan una situación de enfermedad más o menos prolongada, de permanencia en el hospital y/o convalecencia domiciliaria.
  • ¿Cuáles son las necesidades de un alumno en un aula hospitalaria? .Somos conscientes que  la meta fundamental de la estancia hospitalaria de una persona es discurrir hacia mejores estados de salud…y volver pronto a su casa y su vida normalizada. Sanar es el objetivo número uno. Aún así, existen otras necesidades en un  niño hospitalizado giran en torno a tres ejes: curricular, afectivo y emocional
  • ¿Cómo reacciona un niño durante un ingreso hospitalario? Hay múltiples  factores que influyen, que de manera breve resumimos en personales(edad, madurez y personalidad), sanitarios (tipología de enfermedad, tratamientos, tiempo de estancia hospitalaria, limitaciones físicas que le produce la enfermedad..) Sociales (actitud de las familias, actuaciones del entorno hospitalario…)

El mundo de la pedagogía hospitalaria, tan diverso como hemos descrito, entraña una complejidad diferente para abordarlo de lo que sería un aula ordinaria en un colegio. Sin embargo, al mismo tiempo, el trabajo de enseñar es  tan parecido que se ambas pedagogías (ordinaria y hospitalaria) se unen por la base: proporcionar respuestas adecuadas a las necesidades de cada uno de los individuos con los que se desarrolla.

“emocionARTE” es el nombre de un programa ARCE que se desarrolló en nuestras aulas entre los años 2012 y 2013 y que ya forma parte inherente del dni que identifica nuestro trabajo diario. Además, el equipo EAEHD de la Región de Murcia ha generado, con la experiencia, un entramado metodológico específico que hemos dado en llamarle  Metodología_EAEHD.

Este entramado metodológico intenta atender a las necesidades descritas anteriormente en lo que hemos denominado los tres ejes del modelo didáctico del Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria de la Región de Murcia.

El desarrollo del eje afectivo se lleva a cabo mediante un cuidadoso programa de acción tutorial. Este programa se apoya en primer lugar en una orientación y participación diaria, fluida y constante de la familia en el proceso educativo  de su hijo o hija, mientras dura la hospitalización (fundamentalmente en los alumnos de media y larga estancia) participación que incluso se concreta dentro del aula.

El segundo apoyo básico lo conforma el programa de tutorías que se mantiene con el centro de referencia. Este programa facilita la continuidad afectiva de nuestro alumnado con su grupo aula de referencia.

El tercer apoyo lo constituye la coordinación pedagógica con los tutores de aula, que facilita la progresión curricular de los alumnos, el cual proporciona al alumnado compartido una continuidad real, una sensación de no ruptura en las rutinas de su vida diaria.

El desarrollo del eje emocional se lleva pone en marcha mediante los programas complementarios de  arte, música y literatura. Estos programas de base expresiva y creativa funcionan como un excelente bálsamo regulador de las emociones negativas (miedo, tristeza o ira) que a los alumnos les provoca su estancia hospitalaria. Su desarrollo semanal está integrado perfectamente en el currículo del aula, generado a través de tópicos sobre los que gira el aprendizaje de nuestro alumnado.
La organización y desarrollo del certamen nacional de relatos “en mi verso soy libre”es una de las actividades en la que (como señala perfectamente  Marisa Moya en su blog magnifico blog Escuela Gran Vía, Escuerla Enredadala interacción con las familias vía digitalla integración de Nuevas Tecnologías como instrumento de aprendizaje, la metodología de trabajo basado en proyectos (que aún muchos ven inviable en nuestro Ciclo), las presentaciones allá dónde nos llaman para compartir “ lo que pensamos, sentimos y hacemos… comenzaba a tener una envoltura firme y amable: un plan. Nuestro plan de desarrollo socio emocional

Por último , el desarrollo  del eje curricular se lleva a cabo mediante  dos programas de enseñanza: El primero desde principios de  una enseñanza personalizada derivada de la  eficaz coordinación entre tutores cuyo objetivo es minimizar los desfases curriculares entre el alumno y su aula de referencia..

El segundo es un articulado programa de proyectos de aprendizaje cuyas características fundamentales giran en torno a las necesidades básicas del alumno  hospitalizado.

En todos los programas, las Tecnología de la información y la comunicación funcionan como facilitadores y mediadores de todos los aprendizajes.

Estos proyectos de aprendizaje están temporalizados para que, cada jornada, recorran toda la secuencia natural del aprendizaje significativo. Su duración de una jornada escolar está supeditada a la incertidumbre del momento en que cada alumno finaliza su estancia en el hospital y por tanto en nuestras aulas.

 Para terminar diremos que los proyectos que desarrollamos en el EAEHD tiene una fuerte base  metodológica de aprendizaje basado en proyectos, adaptados nuestras características, en los cuales el currículum, las experiencias que proporciona el contexto y las emociones son aprovechadas para crear nuevas situaciones de aprendizaje

En estas Aulas todo es un poco raro. Los niños y niñas van a la clase en pijama, en sillas de ruedas e incluso  acostados en cama. Las familias entran siempre al aula ( y participan, en muchas ocasiones, en las actividades). De las aulas hospitalarias también salen y entran médicos y enfermeras y otros adultos, que llamamos genéricamente «voluntarios». Todos pueden colaborar con la clase, si nosotros, los maestros y maestras del  hospital, así lo tenemos previsto …y si ellos quieren. ¡¡claro!!
Casi todos los días vienen a nuestras aulas los  PupaClown, los Payasos de Hospital. Un colegio con payasos permanentes. Qué bien!!. ¿Para qué? Pues para que los niños aprendan algo. ¿Que enseñan los payasos? Pues tonterías, como hacer magia tonta, cantar canciones tontas, contar historias tontas,..y otra cosa muy interesante: aprender a reír. Los payasos enseñan a reír mucho…incluso nos enseñan a reírnos de nosotros mismos a los maestros hospitalarios.,,ya sabéis que sonreír también es urgente en el hospital. También nos ayudan a los maestros a conectar con los alumnos, que a veces son  un poco reacios, pues nos ven como parte de ese medio hostil que es para ellos el hospital. Ahora que…¡se les pasa enseguida!. Los sentimientos y emociones son muy importantes en nuestra escuela. Entre todos ayudamos a eliminar los miedos que cualquier niño tiene ante lo desconocido.
A veces , incluso somos los maestros y las maestras del hospital los que vamos a la habitación de los niños y niñas para que no tengan que levantarse, ni caminar, ni nada… y entre los dos, en la habitación , bien tranquilitos,  intentamos aprender cosas nuevas.
Normalmente los alumnos y alumnas no están mucho tiempo en nuestra escuela. Algunos niños y niñas tienen que pasar en el hospital muchos más días, semanas o, incluso,  meses de lo que nos gustaría a los maestros y maestras. En el mejor de los casos, otros, vienen frecuentemente y pasan sólo unos días seguidos y se marchan…, pero vuelven y vuelven muchas veces. Hay niños pequeños que pasan una buena parte de su corta vida  entrando y saliendo del hospital. Pero lo bueno es que luego se van con su familia y amigos y no vuelven más porque han superado su enfermedad. A los maestros de hospitales nos da mucha alegría cuando los alumnos no vienen a nuestras aulas porque ya van a sus colegios. Somos un poco raros también y, a pesar de quererlos mucho, preferimos que sea su maestra o maestro habitual quienes les enseñen y les den muchos abrazos. Nuestra Aula Hospitalaria ideal, sería una escuela sin alumnos…y los maestros irnos a otros colegios y otra aulas a trabajar.
A los niños y niñas que vienen más de los deseable, los maestros del hospital debemos prestarle mucha atención, intentando dotar de «normalidad» esa situación extraña que es estar fuera de su ambiente familiar, escolar y social. Y, lo que a veces es más complicado, que parezca normal aprender estando dolorido, enfadado, asustado…o muy asustado. Y que les apetezca aprender. Los maestros del hospital, de tanto estar con los payasos, queremos hacer magia -como ellos hacen- y así, trabajamos mucho en nuestras aulas para que, cuando los niños, niñas o adolescentes vuelvan a sus colegios respectivos, su maestro o maestra del cole, ( o profesores del instituto)  ni  noten que han estado un buen tiempo fuera de su aula..porque va al mismo ritmo que sus compañeros y  «se lo sabe todo».
En nuestro hospital desarrollamos una metodología específica, adaptada desde el Aprendizaje Basado en Proyectos. Diseñamos proyectos de muy corta duración, Muchas veces…¡¡de un día!!. ya que al día siguiente no sabemos si nuestros alumnos volverán..y lo que les enseñamos, queremos que lo aprendan muy bien -y  no se queden a medio- que no poder “rematar” bien tu trabajo, da mucha rabia a los maestros. A veces, nuestros proyectos duran dos o tres días,  pero siempre intentamos que las tareas que lo componen tengan una secuencia didáctica completa y haya un producto final en la misma sesión. A los maestros del hospital nos gusta enseñar cosas que, la mayoría de las veces, no vienen en los libros. pero que sabemos que a nuestros alumnos les gusta..y a nosotros, por supuesto,  también. Para terminar os dejo un ejemplo de trabajo  ABP que hicimos la semana pasada: “Lazos rosas solidarios”,…y es que esto de hablar de lazos, de solidaridad y de practicarla… no viene en los libros.